La Escuela Comprensiva

Imaxe

Cuando se habla de Escuela Comprensiva se está haciendo referencia a un determinado tipo de institución escolar que ofrece a todos los alumnos una misma forma de enseñanza, que desarrolla un currículo básico común dentro de un mismo centro y una misma aula con la finalidad esencial de lograr una educación integradora que dé respuesta a las aspiraciones de igualdad de oportunidades para todos los alumnos, sin que ello suponga que se excluya la atención a la diversidad que existe siempre en los alumnos de una misma escuela.

 1. Orígenes de la Escuela Comprensiva

 En el Siglo XIX comienza a surgir la idea de que a través de la ampliación y extensión del sistema educativo podrían eliminarse las diferencias de clase. De este modo, con una escolaridad generalizada y obligatoria se conseguiría la igualdad de oportunidades para todos.

 Ya en el Siglo XX, dicha tendencia, en el período de entreguerras mundiales tenía en cuenta la evidencia de que la enseñanza pública era clasista porque mantenía al pueblo alejado de la posibilidad de acceder a otros niveles educativos que no fuera el primario.

La desigualdad ante la educación y la cultura empezó a ser evidente a todos; ya no bastaba con crear algunas ayudas o becas que permitieran el acceso a algunos alumnos hijos de trabajadores, sino que se hacía necesario abrir las posibilidades para que pudiera acceder a otros niveles educativos quien tuviese la preparación necesaria, fuera cual fuera su origen social o económico. Se trataba de superar la enseñanza antidemocrática, pero eso exigía una reforma estructural que permitiera el acceso a las enseñanzas post primarias a los hijos del pueblo.

El movimiento democratizador que se propuso como objetivo alcanzar tales metas se concretó en diversos países europeos con denominaciones distintas pero la misma finalidad. Los más conocidos son la Escuela Unificada en Alemania, Les Compagnons en Francia y la enseñanza secundaria para todos en Inglaterra (Comprehensive School o enseñanza comprensiva).

Este movimiento de enseñanza secundaria para todos pronto se extendió al resto de países europeos a partir de la Segunda Guerra Mundial. Se trataba de acabar con el carácter selectivo de la enseñanza secundaria creando una escuela integrada, única y polivalente… o comprensiva[1].

En España la escuela comprensiva en sentido estricto se aplicó muy tardíamente, en los años ochenta, con la reforma educativa socialista, cuando la escuela única se adscribió a la enseñanza secundaria. Se articuló un nivel intermedio (llamado ESO Enseñanza Secundaria Obligatoria) entre la primaria y el bachillerato o la formación profesional, de carácter obligatorio, en el que los alumnos recibían una enseñanza común adaptada a sus intereses y capacidades.

Entre los factores que impulsaron la escuela comprensiva podemos destacar los siguientes:

  • Toma de conciencia de la injusticia que suponía al 4º o 5º año de escolaridad segregar a los alumnos en sistemas o ramas diferentes.
  • Descrédito de las concepciones de la inteligencia como algo innato y de la fiabilidad y validez de las técnicas psicológicas con las que se clasificaba a los niños y a las que se le daba un valor absoluto.
  • Conciencia de la diferencia de calidad entre la rama académica y la profesional (Grammar schools/secondary modern schools en el caso británico o la denominada “doble red escolar” “SS” (secundaria y superior) para las clases media y alta y “PP” (primaria y profesional) para la clase trabajadora en Francia)
  • Se reconoce la falta de flexibilidad del sistema. Raras veces podía cambiarse de rama una vez iniciada, o “reorientar” hacia la rama más prestigiosa a los alumnos seleccionados negativamente en las pruebas de ingreso.

2. Características de la Escuela Comprensiva

La escuela comprensiva se debe caracterizar fundamentalmente por ofrecer una educación de base para todos, sin discriminaciones, que favorezca la integración social.

En segundo lugar la escuela comprensiva debe prestar especial atención a las diferencias individuales que deben ser reconocidas y valoradas. No basta una educación igual para todos, sino que es preciso crear igualdad de oportunidades, atendiendo a las necesidades individuales de cada alumno. La escuela debe ofrecer también una diversidad de materias, áreas de conocimiento y experiencias de aprendizaje que atiendan las capacidades y posibilidades de cada alumno. La escuela comprensiva es pues electiva en lugar de selectiva, integradora en vez de segregadora.

Las principales características serían:

  • Proporciona una enseñanza polivalente (Humanística, Científica y Técnico-Profesional) a los alumnos comprendidos entre los 11/12 a los 15/16 años en una misma institución.
  • Retrasa lo más posible la separación de alumnos en ramas diferentes.
  • Tiene una parte del currículo común (enseñanza general)
  • Se trata de una escuela de barrio o de comunidad local (excepto cuando es obligatoria la mezcla étnica, como en E.E.U.U.).
  • Se insiste en que los alumnos sean agrupados en forma mixta y flexible (por edades o materias), si bien en la práctica es frecuente que se establezca en algunas materias agrupaciones según la capacidad de los alumnos.
  • Existe un tratamiento y atención a la diversidad por lo cual existen áreas o materias que son opcionales, mientras que en otras se plantean diversos niveles de ampliación o de recuperación.
  • La orientación educativa en sus diversos aspectos personal, escolar y profesional desempeña un papel fundamental en el modelo.

Desde la perspectiva de la evaluación el modelo comprensivo implica un cambio de planteamiento. Como cada estudiante puede tener una combinación de materias distintas, es preciso determinar si la combinación de materias elegida, vale, por así decirlo, para obtener el diploma correspondiente. Para ello se ha recurrido a la unidad del crédito, que es una unidad de valor añadible. A cada materia se le asigna un valor expresado en la misma.. Unas materias son básicas y obligatorias y otras son electivas. Para obtener el diploma se requiere un determinado número de créditos en materias básicas obligatorias y otro número para las electivas. Sumados el total ha de obtenerse un total suficiente para obtener el diploma en educación secundaria. En algunos casos para incentivar el rendimiento en una materia determinada se le asignan más o menos créditos según la calificación obtenida.

Desde el punto de vista de la elección curricular se han mantenido tres posturas:

A) “Freedom of choice”: Consiste en que cada alumno elabora su currículum a medida según sus inclinaciones y aptitudes, sin restricciones en la elección.

B) “Core Currículum”: Se basa en considerar dentro del currículum un núcleo o “core” de materias comunes que se consideran imprescindibles y que todo alumno debe cursar. Esta propuesta trata de armonizar las diferencias individuales, mediante la elección de algunas áreas y materias con la necesidad de que todos los alumnos tengan acceso a unos aspectos considerados como básicos.

C) “Common Currículum”: Plantea un currículum uniforme en todas las escuelas y para todos los niños del país.

 3. Condiciones que debe cumplir la Escuela Comprensiva

La puesta en práctica de una enseñanza comprensiva verdaderamente adecuada a las necesidades e intereses del alumnado exige, al menos, tres condiciones fundamentales:

  • Adecuada atención a la diversidad
  • Provisión de medios materiales y humanos superior a la de la escuela segregada.
  • Adecuada Formación del Profesorado.

Si estas condiciones no se cumplen, se corre el riesgo de poner en duda las posibilidades de un sistema, cuando lo que falla es la voluntad de llevarlo a cabo, bien porque no se valoran suficientemente las finalidades que pretende o porque no se está dispuesto a destinarle los medios necesarios.

La atención a la diversidad es la otra cara de la moneda de la comprensividad. La primera hace posible la segunda y esta última exige la primera. Desarrollar y dotar de medios la atención a la diversidad es imprescindible para que la comprensividad sea verdadera. Se trata de llevar a cabo una enseñanza secundaria común, pero con una atención individual que personalice la educación.

 La necesidad de una mayor dotación de medios que genera la escuela comprensiva se explica porque enseñar a grupos heterogéneos es más rico, pero exige mayor cantidad de medios tanto humanos como materiales. Su carencia puede hacer dudar de la efectividad de la comprensividad y hacer que se levanten voces, como las del momento actual, hacia la segregación.

 La escuela comprensiva exige un profesorado bien formado, a través de la reflexión continuada sobre la práctica. Esta reflexión supone disponer de ayudas externas que nos ayuden en esta reflexión y de condiciones de trabajo adecuadas que permitan llevarla a cabo.

 4. Finalidad de la Escuela Comprensiva

La finalidad básica de la Escuela Comprensiva es evitar que se produzcan opciones diferentes a edades tempranas y de esta forma reducir las desigualdades que constituyen un freno grave para el avance social y económico global. El retraso en la selección ayuda a detectar y promover a los alumnos más capaces y evita la pérdida de talentos.

El alejamiento del momento de la selección, además, permite adoptar una mayor flexibilidad en el contenido y los métodos de enseñanza y, por lo tanto, unos programas más adaptados a los intereses y peculiaridades del grupo y de cada uno de los alumnos.

 5. Debate: Escuela Comprensiva vs. Escuela Segregada

Una discusión importante es la que gira en torno a si el nivel de los estudiantes aumenta o desciende con la unificación de la enseñanza durante el periodo obligatorio. Se trata del miedo a que la mezcla social haga descender las cualidades de la élite. Se viene a decir que la escuela comprensiva perjudica a los alumnos más dotados, que deben adaptarse al ritmo más lento de sus compañeros. En cuanto a esto, aunque el descenso de la media es una consecuencia evidente de la incorporación a la escolaridad obligatoria de alumnos poco motivados, procedentes de las clases sociales menos favorecidas, este descenso de la media puede leerse también como un aumento global del caudal educativo del país y no tiene por qué afectar al nivel del alumnado que ya estaba en el sistema. Los sistemas con una educación secundaria comprensiva no dedican menor atención o tratan peor a los mejor dotados que al resto, además permiten llegar a los resultados más altos a una proporción mucho mayor de alumnos. Se dice que igualar la educación de todos al alza perjudica a los más privilegiados pero lo único cierto es que hace disminuir las diferencias entre estos privilegiados y la media del país.

Entre críticas que se le achacan a la escuela comprensiva cabe destacar la escasa o nula formación de los profesores para llevar a cabo una metodología en consonancia a los ideales que se pretenden transmitir. No se puede olvidar que la gran mayoría de los profesores en activo se han formado en escuelas segregadas y esto les condiciona a la hora de crear un programa educativo y al enfrentarse a una clase dominada por la heterogeneidad. Por otro lado, ponen el acento en la competición mostrando un mayor interés por las notas y los exámenes que por la educación integral del individuo, elemento básico de esta escuela. Su formación no contempla cuestiones esenciales la motivación para el aprendizaje, la enseñanza en equipo, la elaboración de material didáctico, etc., Se resisten al trabajo en equipo y mantienen una docencia centrada en la transmisión del saber, mostrando un escaso interés por la renovación de su metodología, enseñando según se les enseñó a ellos.  En este caso sería fundamental establecer buenos criterios para la selección del profesorado con programas para aumentar el nivel académico y pedagógico del profesorado, dando más importancia a las prácticas en su formación inicial y reforzando su preparación en aspectos psicológicos y pedagógicos, estimulando el trabajo en equipo y apoyando su labor con expertos.En definitiva, se puede afirmar que sin una verdadera formación, los principios de la escuela comprensiva no podrán ser llevados a la práctica.

El tema más controvertido sea quizás, el debate entre una escuela segregada por sexos y una escuela mixta. En este sentido los partidarios de la escuela  segregada defienden las virtudes de una escuela diferenciada para chicos y chicas. Hablan de mayor fracaso escolar en la escuela mixta, de ritmos diferentes en el aprendizaje de niños y de niñas, de sensibilidades, comportamientos, rendimientos diferentes, hablan del nerviosismo de los y las adolescentes si están en el mismo aula, e incluso, de depresiones en las adolescentes educadas en la igualdad cuando se enfrentan a la realidad de la vida colmada de desigualdades.

El hecho de que niños y niñas tengan ritmos de aprendizaje,  comportamientos, sensibilidades… diferentes es normal, ya que los modelos sociales de que disponen son diferentes. Pero el hecho de que se den estas diferencias no debería llevar, por sí mismo, a la segregación, de la misma manera que no debería separarse a niños mejor  dotados intelectualmente de los que lo son menos. Pues es la propia diversidad uno de los mejores argumentos con los que contamos para la educación en la libertad y en la solidaridad. El nerviosismo y ensimismamiento de los y las adolescentes será mayor cuanto menos acostumbrados estén a convivir  con las personas del otro sexo. Es tarea de la escuela preparar para la convivencia en la sociedad, por lo que la educación conjunta de chicos y chicas fomentará esa convivencia, además de procurar el desenvolvimiento de las particularidades específicas de cada sexo.

Esta segregación por géneros ha estado fuertemente ligada a una parte del movimiento feminista, que argumenta que en las escuelas mixtas se atiende y se estimula mucho más a los niños que a las niñas. Si bien es algo que se debería modificar en la escuela mixta no puede hacerse a costa de perder lo más importante, el valor de la socialización conjunta.

Se debe por tanto, colaborar desde la escuela para que la sociedad sea más igualitaria educando en la igualdad.

Oswaldo Regueiro

Samuel Pérez

Xoana Regos

Gemma Oseira

Silvia Garrido


[1] El término “comprensiva” es una castellanización del inglés “comprehensive school”: “una escuela destinada a proporcionar toda la educación secundaria sin una organización en secciones diferentes.

Advertisements

3 Comentarios

Arquivado en Debate

3 respostas a “La Escuela Comprensiva

  1. tania riveiro

    Sen dúbida todo moi ben explicado. 🙂
    Eu quédome coa acalración da finalidade básica desta escola, evitar que se produzan opcións diferentes a idades temperás coa idea de reducir desigualdades que paren aos rapaces ou as rapazas, por exmplo, socialmente. E como ben rematades ese apartado, o retraso na selección axuda a detectar e promover aos alumnos máis capaces e evita a perda de talentos.
    Así, tendo rematado o debate da escola segregada vs comprensiva, a min vénseme á cabeza a nova lei de educación que ven en camiño, a LOMCE, que incentivará unha idea ben distinta desta, aparecendo, entre outras obscenidades e demias aberracións, reválidas para os rapaces aos 10 ou 11 anos non dándoselles a posibilidade de que neles se esperten talentos que poida os seus mestres aínda non conseguisen sacar deles ou delas.
    Imos cara atrás e non cara o progreso na educación.

  2. Por decirlo brevemente, la finalidad de la educación, al menos en la sociedad en la que vivimos, no es tanto la de una igualdad – la igualdad, sin un adjetivo, no se entiende – . La idea es que no vivamos en una sociedad de imbéciles. Todos sabemos lo peligrosos que son/somos. Y claro, las leyes de educación últimas no son muy buena receta contra este problema social.

    Tampoco la escuela segregada es una panacea frente a este grave problema, ya que parte de un fundamentalismo neurobiológico(si es que está probada esta diferencia) muy propia de nuestra época. Yo encuentro los argumentos a favor de la escuela segregada un poco como los de Lorenz de hace treinta o cuarenta años: el tío ve instinto de agresión por todas partes.

    Aunque no entiendo muy bien qué es eso de progreso en educación, me atrevo a llamar reaccionaria a la LOMCE: es una mera reacción frente a otra ley que poco aporta en el plano general – aunque elimina gravemente algunas disciplinas – . Por ejemplo, el tema de las reválidas, que se supone que existe para aprovechar los talentos del capital humano. Pero es que después resulta que, a nivel nacional, llevamos varias décadas sin saber qué demonios hacer con ese capital. Resulta que los queremos adaptar a un modelo productivo que no tenemos ni idea de cuál es. La LOMCE, y la LOE, y etc., sencillamente no saben ni a qué se atienen.

    Por poner un ejemplo, “la lógica de la reforma se basa en la evolución de un sistema capaz de canalizar a los estudiantes hacia las trayectorias más adecuadas a sus fortalezas”. Resulta que si la economía o la política no son el fuerte del señorito, pues tendremos a un ingeniero idiota en la viña del señor. Lo hemos comentado en alguna clase: parece como si un chaval de 12 años ya tuviese desarrollada una “esencia”- como esta palabra suena muy fuerte, pues ea, se le llama fortaleza – y, por tanto, por ahí tiramos.

    Quiero decir con esto que la escuela segregada, no ya en el sentido sexual que hablamos, sino en el sentido genérico – al final, la segregación por sexos es un caso particular de la segregada que busca la potenciación de unos grupos – , es metafísicamente imposible, precisamente por aquello que ella misma busca: está en contradicción, por ejemplo, con un mundo en el que las mujeres están en el mercado laboral, o un mundo en el que los genios están conviviendo con seres supuestamente inferiores.

    Así. encuentro que no sólo no conviene la escuela segregada, sino que, tal y como está planteada, es imposible, contradictoria, es una vía sin salida. Hay que hacer un ejercicio dialéctico y no simplemente contraponer modelos, sino destruir el contrario.

    En fin, que si los filósofos fuesen reyes, o los reyes, filósofos, esto no ocurriría.

  3. Pingback: #3 Segregació i marginació vs comprensió i equitat | No a la LOMCE

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s